Escolanía

La Escolanía de Covadonga es un coro de voces blancas que tiene como objetivo principal venerar a nuestra patrona, la Virgen de Covadonga. Son un grupo de niños cantores que, por medio de la música, dan a las celebraciones litúrgicas una particular solemnidad.

 

Desde sus orígenes, hace más de 75 años, la Escolanía, pretendió conciliar su contribución a la liturgia del Santuario y su aportación musical a la sociedad asturiana.

 

Estos jóvenes tienen una intensa actividad en la que discurren paralelas su formación académica y su preparación musical y coral, siempre bajo la supervisión de profesores titulados.

 

Durante su estancia en la Escolanía los niños acuden a realizar sus estudios y formación académica  en Cangas de Onís. En Covadonga estudian música, solfeo e instrumento musical, amén del resto de formación y actividades propias de su edad, dentro del marco cristiano propio del ideario del centro y que se refleja en su formación humana y espiritual.

 

A día de hoy, muchos de los niños que han pasado por la Escolanía han hecho de la música su actividad profesional. Algunos de ellos son directores de orquesta o de algún coro, profesores de conservatorio, pianistas, violinistas o violonchelistas. Aunque su objetivo principal es el culto a la “Santina”, la escolanía también desarrolla una importante labor de difusión del canto coral religioso y popular.

Clases:

Para formar parte de la Escolanía de Covadonga es requisito indispensable mostrar unas mínimas aptitudes para el canto, (voz y oido), una capacidad intelectual suficiente para seguir los estudios de Primaria, de la ESO, de las actividades musicales, así como un compromiso del aspirante y de sus padres con el ideario del centro.

 

Las competencias de la formación académica del centro las ostenta el Ministerio de Educación y Formación Profesional, y el conjunto de personas que intervienen en la formación de los niños están integradas con su participación en una labor de equipo.

Comunidad Educativa:

Los alumnos, con la ayuda de los padres y educadores, deben sentirse protagonistas de su formación.

 

Los padres, principales responsables, conocen y aceptan los objetivos de la Escolanía mediante un diálogo abierto y sincero con los educadores. El cabildo y el equipo de formadores tienen como base de su acción educativa la enseñanza profesional y su vocación cristiana. Actualmente se encuentra a cargo de los niños de la Escolanía la  Comunidad de Religiosas “Carmelitas mensajeras del Espíritu Santo”.

 

Dentro del ideario de formación integral de este centro es importante la educación del espíritu cristiano. Las actividades que se realizan, tanto desde la escuela de música, como desde el internado tienen un enfoque claramente pastoral; pero además contamos con un planteamiento a nivel catequético, celebrativo y vivencial de la fe, ayudando a los alumnos a descubrir su propia vocación, a la que Dios les llama de modo personal. En la Escolanía, los niños tienen la posibilidad de prepararse para recibir la Primera Comunión y el Sacramento de la Confirmación.

Musica:

Desde sus inicios la Escolanía del Santuario viene impartiendo a sus alumnos una formación musical de notable calificación.

 

Aunque depende de las aptitudes de cada niño, al finalizar su estancia en la Escolanía los alumnos tienen asimilados los contenidos de grado elemental de las materias que se les exige para su presentación a las pruebas de acceso a grados medios, además de una depurada técnica vocal que les permite la continuación de sus estudios musicales.

 

La Escolanía posee un amplio currículum de actuaciones y grabaciones. Además de colaborar al esplendor del culto diario del Santuario, ha dado conciertos en Valencia, Madrid, Barcelona, Santander, La Coruña, León, Burgos, entre otros sitios.  Destacan sus actuaciones en Viena y Venecia.

X