La Escolanía de Covadonga es un coro de voces blancas que tiene como objetivo principal, venerar a nuestra patrona, nuestra Señora de Covadonga.
Son un grupo de niños cantores, que por medio de la música dan a las celebraciones litúrgicas una particular solemnidad.
 
 
 
  Desde sus orígenes, ya hace más de cincuenta años, la Escolanía, pretendió conciliar su contribución a la liturgia del Santuario y su aportación musical a la sociedad asturiana.   
Estos jóvenes tienen una intensa actividad en la que discurren paralelas su formación académica y su preparación musical y coral bajo la supervisión de profesores titulados.

Durante su estancia en la Escolanía reciben estudios de primaria, así como primer y segundo ciclo de ESO dentro de un marco cristiano propio del ideario del centro y que se refleja en su formación espiritual así como la enseñanza en grado elemental de solfeo y teoría de la música, conjunto vocal, piano, violín, violonchelo, contrabajo y una esmerada formación en el canto, fin específico de la escolanía, todo ello dentro del mismo centro.   
Hoy en día un numeroso grupo de antiguos escolanos han hecho de la música su actividad profesional (directores de orquesta, coros, profesores de conservatorio, pianistas, violinistas y violonchestistas) Aunque su objetivo principal es el culto a la Santina, la escolanía también desarrolla una labor de difusión del canto coral, tanto en el ámbito religioso como en el popular.
Así pues, participa habitualmente en fiestas religiosas y en conciertos por todo el ancho de la geografía del principado de Asturias.